Los adictos a Facebook toman decisiones como drogodependientes

This post was originally published on this site

Facebook negro

Que el uso excesivo de redes sociales no es especialmente saludable no es ningún secreto. Pero con el paso del tiempo, diferentes investigadores y estudios arrojan luz sobre cómo se comporta el cerebro exactamente ante la sobreestimulación que proviene de un uso poco saludable de estas plataformas.

Un estudio muestra usuarios que utilizan Facebook con una frecuencia excesiva toman decisiones de manera impulsiva, prefiriendo ganancias a corto plazo

Investigadores de la Universidad de Michigan han publicado un estudio que demuestra que los usuarios que pasan demasiado tiempo en las redes sociales sufren problemas a la hora de tomar decisiones. De hecho, los usuarios estudiados mostraban una forma de tomar decisiones parecida a aquellos que son adictos a drogas como la heroína o la cocaína.

Los investigadores preguntaron a los 71 participantes que evaluasen su uso de Facebook con un sistema llamada Escala de Bergen de Adicción a Facebook. Después, los sometieron al Iowa Gambling Task, que es una herramienta de investigación que evalúa la toma de decisiones.

Este sistema presenta a los participantes cuatro barajas de cartas virtuales asociadas con castigos y recompensas. Los participantes deben escoger cartas de las barajas, y son informados de que algunas barajas son mejores que otras, por lo que deben que ignorar las malas y coger cartas de las buenas.

El sistema IGT ha sido utilizado para medir la toma de decisiones en todo tipo de personas: desde pacientes con lesiones en el lóbulo temporal a adictos a drogas. El uso de este test para estudiar personas con adicción a las redes sociales es una novedad.

Los resultados mostraron que aquellos usuarios que habían informado que usaban mucho la red social tuvieron una puntuación en el test significativamente peor que aquellos que hacían un uso más responsable. Estos usuarios cogían cartas de las barajas “malas”, que otorgan más recompensas de manera inmediata pero son peores a largo plazo, un comportamiento observado en drogodependientes.

A pesar de que el test no ha sido extremademente exhaustivo (esto hubiese requerido que los investigadores monitorizasen el uso de redes sociales de los participantes) sin duda sirve para esclarecer cómo se comporta el cerebro ante un uso intenso de las redes sociales.

Comments are closed.