¿Por qué cada vez se compran menos móviles de alta gama?

This post was originally published on this site

móviles

Los resultados estimados de Apple para el primer cuarto de 2019 son bastante siniestros. La empresa de la manzana augura hasta 9.000 millones de euros menos de beneficio de lo esperado. A pesar de que existen varios motivos para esto, el principal es el siguiente: no se están vendiendo los suficientes iPhones. El smartphone de Apple es la piedra angular de la empresa, y si bajan las ventas de iPhone, todo tiembla.

Los fabricantes chinos cada vez venden más teléfonos móviles

Pero esto no significa que los mercados no quieran iPhones de manera específica. Parece que los móviles de alta gama se están estancando. Samsung, la principal competidora de Apple, se enfrenta a unas perspectivas similares. La compañía coreana ha emitido un aviso parecido al de Apple para sus accionistas. Sus ganancias se resienten porque no están vendiendo tantos móviles y esperan un 10% menos de ganancias de lo proyectado.

¿Pero por qué? El mercado está empezando a rechazar los terminales más caros de las marcas mejor asentadas y parece que la respuesta a esta situación es la creciente competencia. Los últimos años han visto el auge de nuevas compañías (en su gran mayoría, venidas de China) que han irrumpido en el mercado con una fuerza inaudita.

Frente a los teléfonos de casi mil euros, estas empresas ofrecen alternativas mucho más asequibles sin renunciar a las características que durante un tiempo fueron casi exclusivas de los reyes del mercado: lectores de huellas, cámaras dobles, inteligencia artificial…

De esta manera es como empresas como Huawei han conseguido recortar posiciones y adelantar puestos en números de teléfonos vendidos. Huawei es la segunda empresa del mundo que más móviles vende tras superar a Apple en agosto, cuando se hicieron con el 15% de las ventas de smartphones mundiales.

Xiaomi, la otra gran marcha china, se encuentra en cuarta posición, justo detrás de Apple, con el 8,3% del share mundial de los teléfonos, a poco más de cuatro puntos del 12,4% actual de Apple. Oppo y Vivo, también de origen chino, acechan a algo más de distancia en el quinto y sexto puesto.

Si bien estas marcas también cuentan con buques insignias con capacidades y precios similares a los iPhone y Galaxy de más alta gama, el grueso de su catálogo es mucho más asequible. Y para desgracia de la californiana y la coreana, el “made in China” ya no es lo que solía ser.

Huawei, Xiaomi y Oppo no solo presentan móviles con una calidad sobresaliente, sino que en muchos casos, incorporan mejoras que no se limitan a ser meras copias de sus análogos occidentales. 

Esto hace que las fronteras entre gamas se difuminen, con móviles gama media haciendo lo mismo que terminales el doble de caros. Al final, el bolsillo del consumidor prefiere lo bueno, bonito y barato, antes que la exclusividad de las marcas más asentadas. ¿Tomarán nota Samsung y Apple de estos cambios?

Comments are closed.